Blog de Harry Beda

15 diciembre, 2017

Caminos de gas (I)

Por Harry Beda. El gas natural se ha consolidado como una de las principales fuentes de energía y todo apunta a que en los siguientes años el mercado continuará creciendo. Sólo en Europa hay varios proyectos en marcha para la construcción de nuevas megaestructuras capaces de transportar el gas de los países productores.

Para comprender mejor este próximo escenario gasístico, iniciamos una serie de post donde nos centramos en los datos más relevantes de los gasoductos que se están construyendo en los diferentes continentes. Comenzamos en territorio europeo.

Crece la red europea de gasoductos

El gasoducto denominado Balticonnector, se encuentra en fase de construcción y permitirá la integración de los sistemas finlandés y báltico con el mercado de gas de la Unión Europea, así como conectar los mercados energéticos de Finlandia y Estonia. Balticonnector se extenderá a lo largo de 22 kilómetros de tierra y 80 de mar en Finlandia, mientras que en Estonia se prolongará a lo largo de 50 kilómetros tierra adentro. La infraestructura cuenta con el apoyo financiero europeo y se prevé que estará operativa en 2019.

Bajo las siglas TAP, correspondientes a Trans Adriatic Pipeline, se encuentra otro de los proyectos que se desarrolla en el viejo continente; el gasoducto TAP dispondrá de 878 kilómetros de longitud que permitirán la unión de Turquía con Italia, a través de Grecia y Albania. De estos 878 kilómetros, por Grecia discurrirán 550, por Albania 215, por Italia 8 y por el Mar Adriático, 105.  En línea con el calendario del yacimiento de gas Shah Deniz en el Mar Caspio, las primeras entregas de gas a TAP en Europa están previstas aproximadamente para 2020.

Además TAP forma parte del denominado Southern Corridor, el proyecto diseñado para suministrar gas natural procedente del Mar Caspio a Europa, con el objetivo de garantizar la seguridad de suministro de la Unión Europea y rebajar su dependencia de Rusia.

Nord Stream 2, 3 y 4, el Nabuco, el Transcarpiano son otros de los gasoductos, que veremos en los próximos post, así como la contribución de las antiguas y nuevas superconducciones gasistas a la evolución del mercado del gas.

Fuente imagen: Nord Stream AG

Energía, Futuro, Gas, Sin categoría , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *