Blog de Harry Beda

21 julio, 2017

Diez tecnologías para el futuro

Por Harry Beda.

Es evidente que desde hace unos años las nuevas tecnologías están redefiniendo los servicios, la industria y en definitiva nuestra forma de vivir y relacionarnos. Nos encontramos en una situación de cambio y transición permanente que afecta también al sector de la energía. En este contexto, adquiere un gran interés la lista de las 10 tecnologías para el futuro escogidas por la Expert Network y los Global Future Councils del World Economic Forum en colaboración con Scientific America, y que nos servirán para afrontar los retos que se nos plantearán en un corto plazo.

En la elaboración de la lista de las tecnologías que contribuirán a desarrollar un futuro mejor se ha  tenido en cuenta su potencial para mejorar nuestras vidas, transformar sectores económicos y salvaguardar el planeta, según sus autores. Además, otro criterio fundamental para los expertos ha sido el grado de madurez y desarrollo de cada una de las tecnologías. Se estima que sería posible una implantación generalizada en un plazo de tres a cinco años para cada una de las tecnologías seleccionadas.

Tecnologías para cambiar el mundo

Un claro ejemplo de tecnología concebida como elemento de cambio para proteger nuestras condiciones ambientales es la llamada “hoja artificial”. Con esta técnica, basada en el proceso de fotosíntesis vegetal, se podría generar y almacenar energía utilizando catalizadores activados por la luz solar para dividir las moléculas de agua en oxígeno e hidrógeno. Posteriormente, se podría usar ese hidrógeno para convertir el CO2 en hidrocarburos.

Otra prometedora tecnología emergente es la que permite obtener agua limpia del aire gracias a unos cristales porosos que ya no precisan ni electricidad ni un nivel muy alto de humedad, como venía siendo habitual hasta ahora.

Las tecnologías que completan la lista y que se espera tengan un gran desarrollo en los próximos años son: las biopsias líquidas, el llamado “aprendizaje profundo” aplicado a tareas visuales como la conducción de vehículos autónomos o los diagnósticos médicos, el proyecto Human Cell Atlas, respaldado por la Iniciativa Chan, la agricultura de precisión, las vacunas basadas en genes, los catalizadores más asequibles para vehículos libres de emisiones, el diseño sostenible de las comunidades y la computación cuántica.

Energía, Harry Beda, Utility , , , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *