Blog de Harry Beda

27 octubre, 2017

Las renovables, la clave para alcanzar el acceso universal a la energía

Por Harry Beda. Más de mil millones de personas en todo el mundo carecen aún de acceso a la electricidad  según un informe especial realizado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Hasta ahora los datos apuntaban al carbón como la principal fuente de energía utilizada para conseguir reducir el número de personas que no disponen de energía eléctrica. Sin embargo, el carbón está siendo sustituido por unas energías renovables que son cada vez más baratas y ofrecen soluciones en áreas rurales remotas sin acceso a la red, que es donde se concentran las poblaciones con más dificultades de acceso a la energía.

Se acelera el avance

La investigación confirma que, en lo que va de siglo, se han producido avances espectaculares en el acceso a la electricidad. Nada menos que 1.200 millones de personas han comenzado a disfrutar de la energía eléctrica.

India ha sido la principal impulsora de este avance con 500 millones de personas que han logrado acceder a la electricidad. De hecho buena parte del progreso se ha producido en los países en desarrollo del continente asiático. Por el contrario, es en el África subsahariana donde vive la mayoría de la población sin energía eléctrica, unos 600 millones, una cifra que ha aumentado en los últimos 15 años debido a un crecimiento demográfico que el ritmo de electrificación no es aún capaz de compensar.

El creciente papel de las renovables

Desde el año 2000 el carbón ha sido el responsable de generar electricidad para un 45% de las personas que accedieron a esta energía por primera vez, frente al 28% que lo hicieron gracias a las fuentes renovables. Pero el papel de las renovables aumenta hasta el 34% si nos centramos en el periodo más reciente, de 2012 a 2016, y según la AIE experimenta un crecimiento especialmente alto en forma de generación descentralizada sin conexión a la red.

Objetivo 2030

Indudablemente, las renovables están abriendo nuevos horizontes en este campo. La AIE prevé que el número de personas sin acceso a la electricidad se reducirá en un tercio para el año 2030. De los 400 millones que la obtendrán en los próximos años, un 60% lo hará gracias a las fuentes renovables.

Además, si el mundo se compromete a proporcionar acceso universal para 2030, las energías renovables cubrirán el 90% de la brecha restante. Y será la solar, no el carbón, la que cerrará la brecha.

Energía, Energía renovable, Energía solar, Harry Beda , , , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *